Apostar mucho dinero a cuotas bajas
Artículo

Mejores estrategias para apostar a cuotas bajas

12 abr. 2024

Apostar mucho dinero a cuotas bajas, de entre 1.10 y 1.30, puede ofrecer resultados a largo plazo cuando se sigue una metodología adecuada, pero... ¿de verdad merece la pena?

¿Qué significa apostar a cuotas bajas?

Las apuestas deportivas están marcadas por las probabilidades. Es decir, las opciones de ganar o perder vienen determinadas por las cuotas presentadas por las casas de apuestas.

Apostar a cuotas bajas —cuotas de 1.01 a 1.50, por normal general— nos ofrece un porcentaje de éxito mucho mayor que hacerlo a cuotas más elevadas. Sin embargo, la ganancia potencial de este tipo de apuestas es menor que si apostásemos a mercados en los que existen menos posibilidades —cuota 1.60 en adelante— de ganar.

Una cuota 1.30 indica una probabilidad implícita del 76.92%

Por este motivo, algunos usuarios están optando por apostar mucho dinero a cuotas bajas. De esta forma, los apostantes mantienen un riesgo bajo en sus operaciones y, al mismo tiempo, optan a una recompensa que puede resultar interesante.

Para una cuota 1.08, no es lo mismo apostar 100 euros para ganar 8, que invertir 1.000 euros para ganar 80. Aquí está la clave. La probabilidad de ganar es la misma (92,59%), pero el premio que podemos percibir pasa de ser insignificante a atractivo.

En cualquier caso, aunque la probabilidad te sea muy favorable, recuerda extremar precauciones y seguir una estrategia en la que nunca pongas en juego más del 5% de tu bankroll en una apuesta. Esto es, como máximo, 5 euros por cada 100 unidades.

Estrategias para apostar mucho dinero a cuotas bajas

Ninguna forma de apostar es infalible, por mucho que las cuotas estén a tu favor. Se ha demostrado que, aun jugando con un 90% de probabilidades de ganar, vas a perder en algún momento. E incluso puedes acumular una racha negativa de resultados.

Por tanto, apostar a cuotas bajas también requiere de una estrategia sólida. Nosotros hemos enumerado cinco puntos a seguir, que pueden resultarte interesantes y favorecer

1. Gestionar un bankroll elevado

La gestión del bankroll en las apuestas deportivas es crucial. Si tienes menos de 20.000 euros de fondos para invertir, apostar mucho dinero a cuotas bajas tiene poco o ningún sentido. Vas a acabar asumiendo riesgos innecesarios y, finalmente, perderás tu dinero.

Para obtener una rentabilidad atractiva, utilizando este tipo de apuestas con probabilidades muy altas de ganar, estas deben estar acompañadas de una inversión fuerte, de al menos 1.000 euros (el 5% de un bankroll de 20.000 euros).

2. Mirar siempre a largo plazo

Enfócate en obtener un ROI positivo al finalizar el mes, no pierdas la calma por una semana en la que los resultados no han sido los esperados.

Las apuestas a cuotas bajas no implican que vayas a ganar siempre. Vas a tener momento de altibajos, y debes ser fuerte emocionalmente para superarlos.

3. Gestionar la falsa sensación de invencibilidad

Apostar a cuotas bajas puede llevarte a encadenar una amplia racha de apuestas ganadas. ¿Estupendo, no? Sin embargo, esto puede llevarte a descuidar tu gestión de los fondos.

Si has ganado cinco apuestas consecutivas, apostando un 5% de tu bankroll, creerás que vas a volver a ganar sí o sí y por ello, te autoconvencerás de que es mejor multiplicar tu inversión. A más dinero apostado, mayor rentabilidad. Esto es un grave error.

Las rachas ganadoras —y las perdedoras— son transitorias y terminan antes o después. Si aumentas el porcentaje de la banca que destinas a una apuesta, y pierdes, estarás echando por tierra todos los triunfos anteriores.

4. Ver más allá de las cuotas

Las cuotas bajas pueden cegarte. El hecho de partir con más de un 80% de probabilidades de ganar en una cuota 1.25, por ejemplo, en ocasiones te relaja. No miras más allá de las cifras y dejas a un lado el análisis obligatorio que hay que realizar en cada apuesta.

Con independencia de las opciones que tengas de ganar, estudia las estadísticas del evento deportivo al que vas a apostar mucho dinero a cuotas bajas. Estás arriesgando parte de tu capital y debes atender todos los factores que pueden influir en un resultado.

5. Alcanzar tu objetivo y cambiar de método

La experiencia nos dice que es mejor establecer un objetivo alcanzable, que intentar hacernos millonarios de la noche a la mañana. Lo segundo acaba por arruinarte.

Márcate como meta el llegar a una cifra de ganancias concreta y, cuando la obtengas, cambia de estrategia. Puedes consultar, por ejemplo, las fórmulas matemáticas para ganar apuestas y probar suerte con ellas.

Mejores mercados para apostar a cuotas bajas

En las grandes ligas europeas, como LaLiga EA Sports, u otras latinoamericanas populares, como la Liga MX, encontramos una gran variedad de mercados a los que apostar a cuotas bajas. Los usuarios con menos experiencia acostumbran a hacerlo en el 1X2 (Gana local, empate o gana visitante).

No obstante, hay más opciones interesantes que debes tener en cuenta para conseguir probabilidades "altas" —entre comillas, pues apostar siempre conlleva un riesgo— de ganar.

1. Gana el gran favorito cuando juega de local

Aunque no recomendamos abusar de los mercados 1X2, pues cada jornada deja varios resultados imprevisibles, podemos utilizar el “Gana Local” cuando se enfrenta un equipo claramente favorito, que juega en casa, ante otro de la parte baja de la clasificación.

En cualquier caso, es importante realizar un análisis pre-partido de los resultados anteriores de cada uno de los equipos y su comportamiento actuando como local o visitante. Y ojito, que hay equipos con mejores resultados fuera de casa que en campo propio. Además de valorar las bajas de última hora o el momento de forma de los futbolistas más destacados.

2. Más de 0.5 goles en el partido

Este mercado es ideal para apostar a cuotas bajas, en partidos en los que se enfrentan equipos entre los que hay una diferencia muy grande. Por ejemplo, el Bayern de Múnich contra el SV Darmstadt 98.

Hay que tener en cuenta que el equipo superior sea muy goleador, es decir, que promedie al menos un gol por partido. Y que el conjunto menos favorito sea uno de los que más tantos encajan de una competición determinada.

Cuotas bajas mejores mercados

3. Más de 6 córners en el partido

Uno de nuestros mercados favoritos, pues siempre es emocionar predecir cuántos tiros de esquina hay en un partido. También está basado en el análisis previo que realicemos y es ideal para encuentros entre equipos generalmente ofensivos, que lleguen con facilidad al área rival.

Según nuestros expertos, no es recomendable apostar a más de 10 córners en un encuentro. Una cifra recomendada puede situarse en los +6 tiros de esquina. Aunque, de nuevo, no hay una ciencia exacta: hemos visto al Manchester City botar un córner en 90 minutos.

4. Menos de 7 tarjetas amarillas

Es un mercado interesante para apostar a cuotas bajas, pues no es muy habitual que haya siete amonestados en un partido de fútbol. Sin embargo, siempre está la posibilidad de que, por una acción desafortunada, el clima se caldee y comiencen a sucederse las tarjetas.

Es importante evitar los partidos en los que hay dos equipos luchando por el descenso o los derbis de alta tensión, como un Milan vs. Inter; Lazio vs. Roma o PSG vs. Marsella.

5. Más de 0.5 remates a puerta del delantero del equipo favorito

Si se enfrenta un equipo que es muy superior a su contrincante, normalmente este mercado no estará disponible y tendremos que apostar a un mínimo de más de 1.5 remates. Suele suceder con grandes goleadores como Erling Haaland, Harry Kane o Kylian Mbappé.

No obstante, si la diferencia no es tan grande entre los adversarios, esta opción suele estar habilitada. También es interesante apostar a al menos un remate a portería de jugadores de banda que acostumbran a pisar área, o mediocampistas box to box con buen disparo de media distancia.

Ventajas y desventajas de apostar a cuotas bajas

Apostar a cuotas bajas en las casas de apuestas puede ser una estrategia a tener en cuenta para muchos apostadores, ya que el riesgo de perder se reduce notablemente.

No obstante, esta metodología ofrece ciertas ventajas y desventajas que vale la pena considerar.

Ventajas de apostar a cuotas bajas

Apostar a cuotas bajas puede ser una estrategia efectiva a largo plazo, ya que asumimos un riesgo mínimo en cada apuesta. Además, es un método de fácil comprensión, accesible para todo tipo de usuarios.

➔ Menor riesgo

Las cuotas bajas las encontramos en aquellos eventos deportivos donde el resultado es más predecible. Más de 0.5 goles en un partido del Paris Saint Germain contra el Clermont, por ejemplo. Aunque la ganancia potencia sea menor, las opcionesde ganar la apuesta son bastante altas, rondando el 90% de probabilidad en la mayoría de los casos.

    ➔ Ideal para principiantes

    Para aquellos apostadores que no están familiarizados con formas de apostar más complejas, pues desconocen qué significa el hándicap asiático u otros mercados, apostar a cuotas bajas es una excelente manera de adquirir soltura y experiencia en las apuestas deportivas.

      ➔ Integración en sistemas de apuestas

      Las cuotas bajas pueden utilizarse en estrategias de apuestas como el método Martingala (doble o nada) o sistemas de apuestas progresivas (como la sucesión de Fibonacci), donde se busca recuperar pérdidas o generar ganancia de manera más controlada.

        ➔ Mayor frecuencia de apuestas ganadoras

        Ganar apuestas, incluso con retornos pequeños, incrementa la satisfacción y la confianza del usuario en su estrategia. Esto radica en una mayor motivación, que invita al apostador a seguir perfeccionando su metodología para optar a mayores ganancias potenciales.

          Desventajas de apostar a cuotas bajas

          Aunque apostar a cuotas bajas ofrece varias ventajas, especialmente en términos de menor riesgo, también presenta algunos inconvenientes que deben ser tenidos muy en cuenta por los usuarios. Algunos de los más importantes son:

          ➔ Retornos menores: ganancias limitadas

          La principal desventaja de este método es que las ganancias potenciales son mucho menores en comparación con las apuestas a cuotas más altas. Por tanto, necesitas una tasa de acierto muy alta o apostar mucho dinero a cuotas bajas para obtener un beneficio significativo.

            Requiere mayor disciplina

            Las cuotas bajas requieren una disciplina excepcional para no caer en la tentación de aumentar el tamaño de las apuestas de manera significativa en busca de mayores ganancias, lo cual puede ser contraproducente. Si has fijado destinar el 5% a cada apuesta, no incrementes esa cantidad bajo ningún concepto.

            Presión por mantener una alta tasa de acierto

            Para ser rentable apostando a cuotas bajas, se necesita mantener una tasa de acierto muy alta. Esto se traduce en una presión adicional, ya que con una única apuesta perdida puedes echar por tierra las ganancias obtenidas con varias apuestas ganadas.

            Por ejemplo: si estamos apostando 1000 euros a cuotas 1.20 y encadenamos una racha de cinco apuestas ganadas, habremos obtenido unas ganancias netas de 1000 euros. Sin embargo, si a la sexta apuesta perdemos, nuestro bankroll volverá a cómo estaba al principio.

              Posibles limitaciones de las casas de apuestas

              Algunas casas de apuestas pueden restringir las cuentas de los usuarios que apuestas constantemente a cuotas bajas, considerándolas como una estrategia de apuestas segura o de bajo riesgo.

                Menor emoción

                El hecho de no optar a ganancias significativas puede reducir la emoción de los apostadores, haciendo de las apuestas una experiencia aburrida. Apostar a cuotas bajas puede percibirse como menos emocionante debido a las menores ganancias potenciales.

                Conclusión: apostar mucho dinero a cuotas bajas, ¿sí o no?

                Creo que no merece la pena

                Tras analizar las ventajas y desventajas de apostar a cuotas bajas, mi conclusión es que no merece la pena arriesgar grandes sumas de dinero en este tipo de apuestas. Independientemente del tamaño de tu bankroll, considero que el riesgo de poner en juego una cantidad elevada de dinero —1.000 euros, por ejemplo— no se justifica.

                Aunque las cuotas bajas ofrecen una mayor probabilidad de éxito, las ganancias resultantes son relativamente bajas en comparación con el monto apostado. Esto significa que, para obtener un beneficio significativo, necesitaría mantener una tasa de acierto prácticamente perfecta a lo largo del tiempo, lo cual es extremadamente difícil de lograr. El deporte es impredecible, por mucho que las estadísticas estén a tu favor.

                Por tanto, apostar mucho dinero a cuotas bajas pone en riesgo la gestión el bankroll, ya que una racha de pérdidas, aunque sea breve, podría tener un impacto considerable en tu capital. Por otro lado, se trata de una estrategia muy conservadora, que resta emoción a la actividad de apostar.

                Entiendo las razones por las que algunos apostadores pueden sentirse atraídos por la idea de apostar a cuotas bajas, pero no considero que sea la estrategia más adecuada. Aunque puedas obtener ganancias a largo plazo, no se justifica la inversión realizada. Lo normal es que, de esta forma, pierdas más de lo que ganes.

                Carlos de Jurado
                Carlos de Jurado

                Peguntas frecuentes sobre apostar a cuotas bajas

                ¿Qué significa apostar a cuotas bajas en las apuestas deportivas?

                Las cuotas bajas generalmente se refieren a aquellas cuotas cercanas a 1.01 hasta aproximadamente 1.30. Estas cuotas indican una alta probabilidad de que el evento ocurra según la casa de apuestas.

                ¿Es recomendable apostar a cuotas bajas?

                Bajo nuestro punto de vista, es una estrategia muy arriesgada, pues exige ganar un elevado número de apuestas para obtener beneficios significativos.

                ¿Qué bankroll debo tener para apostar mucho dinero a cuotas bajas?

                Teniendo en cuenta que no es aconsejable apostar más del 5% de tu bankroll en una apuesta, para apostar mucho dinero a cuotas bajas deberías disponer de unos fondos aproximados de 20.000 euros si quieres obtener ganancias atractivas.

                ¿Cuáles es el mejor mercado para apostar a cuotas bajas?

                Uno de los mejores mercados para apostar a cuotas bajas es el de más de 0.5 goles en un partido. En casi todos los encuentros se producen goles. Es extraño un 0-0. No obstante, es importante que sean duelos entre un equipo muy poderoso y otro mucho más débil.

                Países
                x