Avanzado

El criterio de Kelly en apuestas deportivas

El criterio de Kelly fue creado por el científico y matemático del mismo nombre, John Larry Kelly. Aplicando su sistema a las apuestas deportivas podrás, en teoría, calcular la cantidad exacta idónea que debes apostar en un partido. El criterio te ayudará a maximizar tus opciones de ganar, así como a minimizar las de perder

Kelly criterion large

¿QUÉ ES EL MODELO DE KELLY?

El modelo de Kelly se fundamenta en una fórmula matemática desarrollada por este autor a mediados de los años 50, que se aplicó inicialmente en lo que se conoce como teoría de los juegos. En apuestas deportivas, el criterio se puede usar para decidir el tamaño – importe - óptimo de una apuesta, pero también puede encontrarse aplicabilidad al jugar en el casino y en la compraventa de acciones en mercados de valores.

Muchos creen que la estrategia de Kelly es el mejor sistema que existe actualmente para obtener beneficios al apostar. Aunque esto pueda ser cierto en teoría, hay situaciones en las que no te conducirá necesariamente al éxito

Inversores de todo tipo usan la fórmula de Kelly para obtener beneficios, siendo probablemente el más ilustre el estadounidense Warren Buffet. Pero debes saber que el sistema sólo es útil si eres capaz de encontrar valor real en una apuesta/cuota concreta, por lo que no se puede afirmar que conduzca al éxito en todos los casos.

En resumen, podemos decir que el sistema te puede ayudar a maximizar tus ganancias apostando, en función de la ventaja que halles a tu favor, pero también a reducir pérdidas y alejar la posibilidad de acabar en bancarrota.

¿CÓMO UTILIZAR EL CRITERIO?

Sobre el papel, el criterio se apoya en una sencilla asunción: tu apuesta debe ser tan grande – cuantiosa - como la probabilidad que tengas de ganar menos la probabilidad de perder. Es decir, aplicándolo de forma que se entienda fácilmente: si tienes un 55% de probabilidades de ganar y 45% de perder, deberías apostar el 10% del dinero que tengas en tu cuenta de apuestas, que es el resultado de restar ambas probabilidades.

Por tanto, el criterio está contraindicado para apostar en un partido si, al restar ambas probabilidades, el valor es cero o negativo. Con el sistema, reducirás las probabilidades de dejar el saldo de tu cuenta de apuestas a cero, porque al aplicarlo estarás apostando una parte del que dispongas en tu cuenta de apuestas, pero no su totalidad.

  • La fórmula de Kelly es ésta:

(probabilidad de ganar X cuota – 1) / (cuota – 1) = importe idóneo a apostar.

* La “X” implica multiplicación, el “-“ resta; la probabilidad se expresa sobre 1, en lugar de sobre 100

En base a ello, pongamos un ejemplo concreto: estás considerando apostar a que la Real Sociedad ganará en su estadio en el partido que disputa contra el Athletic de Bilbao. De acuerdo con tu análisis, la R. Sociedad tiene 50% de probabilidades ganar, lo que quiere decir que hay a su vez un 50% de probabilidades de que el partido acabe en empate o que gane el Athletic – en cuyo caso, obviamente, perderías tu apuesta.

La casa de apuestas ofrece una cuota 2,1 a favor de la victoria de la Real, de modo que si incorporamos los datos a la fórmula tendríamos:

(0.50 x 2.10 – 1) / (2.10 – 1) = 0,045

Por tanto, aplicando el criterio de Kelly, deberías apostar a favor de la Real el 4,5% - 0,045 en relación a 1, equivale a 4,5 en relación a 100 - del saldo del que dispongas en tu cuenta de apuestas, ya que, en base a tu asignación de probabilidades, ésa es la ventaja que tienes en relación a la casa de apuestas que ofrece esa cuota.

    DESVENTAJAS DE USAR EL CRITERIO DE KELLY

    Tras analizarlo, encontramos que hay tres desventajas fundamentales asociadas a utilizar el criterio de Kelly en apuestas deportivas:

    1. Requiere que seas capaz de asignar un porcentaje exacto a la probabilidad de que se dé un resultado u otro

    Desafortunadamente, el sistema no puede ayudarte a encontrar cuotas valiosas en una apuesta u otra, y hallar cuotas que aporten valor es una tarea compleja. Pero hay que reconocer que es aún más difícil asignar la probabilidad concreta, en forma de porcentaje, a diferentes resultados en un mercado de apuestas concreto.

    Por ejemplo, determinar que hay un 55% de probabilidades de que se dé cierto resultado, en lugar del 58%, requiere un conocimiento profundo del deporte de que se trate. Por tanto, tener esa capacidad es un pre-requisito para poder aplicar la fórmula de Kelly en tus apuestas deportivas.

    2. Plantea problemas si apuestas en varios partidos a la vez

    Si utilizas la misma cuenta de apuestas para hacer varias apuestas, puede que tengas que jugarte sumas de dinero demasiado elevadas al poner en práctica el criterio. Un ejemplo de esto puede ser que encuentres cuatro partidos distintos en los que las cuotas aportan distintos valores, y apuestes por tanto en los cuatro:

    • El primer partido tiene un valor del 35% - ése es el porcentaje de tu saldo a apostar
    • El segundo tiene el 25%
    • El tercero, un 18%
    • El cuarto y último tiene un valor del 27%

    Hete aquí, aplicando el sistema de Kelly, hacer apuestas en todos y cada uno de ellos implica que deberás apostar el 105% del saldo en tu cuenta de apuestas. Lógicamente, un imposible.

    3. Puede que incurras en pérdidas elevadas

    En línea con lo anterior, al llevar la estrategia de Kelly a la práctica, es posible que acabes alterando radicalmente el saldo del que dispones para apostar. Ciertamente, tu saldo se puede ver sensiblemente incrementado, pero también puede llegar a reducirse con rapidez.

    Por tanto, es recomendable que pongas en práctica el criterio introduciendo un sesgo conservador; es decir, apostar cantidades inferiores a las que llegues en aplicación de la fórmula. Es decir, aplicar el sistema de manera fraccional, pues apuestas un porcentaje – fracción – de la cantidad que te indica la fórmula matemática ideada por Kelly. De esto te hablamos un poco más en la siguiente sección…

    EL CRITERIO DE KELLY FRACCIONADO

    Puesto que existen tales desventajas asociadas a aplicar criterio de Kelly, en el trascurso de los años se han desarrollado diferentes variantes del modelo, y la más extendida entre todas es el sistema fraccional. Esta variante implica que debas reducir el importe apostado en cierto porcentaje sobre el total.

    Puedes optar por reducirlo al 50%, o incluso más, pero lo más importante es que el porcentaje de reducción que decidas sea constante y lo apliques en todas tus apuestas. Evidentemente, aplicando el sistema de forma fraccionada estarás afrontando un riesgo inferior que si lo pones en práctica a rajatabla.

    Ejemplo del criterio de Kelly fraccionado

    Has encontrado un valor del 10% en una cuota al compararla con la que es ofrecida por la casa de apuestas para un partido concreto. Apoyándote en el método, deberías por tanto apostar el 10% del saldo del que dispones en tu cuenta de apuestas. No obstante, aplicas una reducción del 50%, de ahí que la cantidad apostada se reduzca a la mitad y, por tanto, sólo apuestes el 5% de tu saldo. Lógicamente, al hacerlo así la ganancia potencial se verá fraccionada, pero lo más importante es que estás reduciendo el riesgo a la mitad.

    Al adoptar una estrategia más conservadora, estarás trabajando para conseguir beneficios en el largo plazo, aunque ahora el proceso sea más lento. Si sabes que tienes una ventaja apostando a medio o largo plazo en cierto mercado o tipo de apuesta, lo último que debes hacer es dejarte llevar buscando grandes ganancias de forma precipitada. Al fin y al cabo, llegar a ser exitoso realizando apuestas deportivas no se consigue haciendo un sprint, sino que se trata más bien de una carrera de fondo.

    Compartir el artículo

    Comentarios